jueves, 15 de mayo de 2008

I am what I am

Dentro de todo lo que solemos pensar sobre nosotros mismos… Sobre nuestro comportamiento, nuestras reacciones, nuestras herencias… Sobre todo aquello que llamamos “nuestros demonios personales”, nunca había pensado en la existencia del verbo “aceptar”. Nunca, en diez años de terapias, comidas de coco y etcéteras, me había sentado con todo el peso de mis kilos en una silla y había dicho… “Así soy”.

Pienso ahora, que en los últimos años de “auto-hurgamiento”, he intentado locamente y por todos los medios, “dejar-de-ser-quien-soy”. El verbo “curar” que tanto he usado ha ido de la mano siempre con “dejar de ser”.

La idea de la aceptación me la sugirió mi terapeuta hace una semana. Imagino que todos los terapeutas a los que he ido alguna vez me la han sugerido (tal vez no), pero uno logra escuchar lo que tiene que escuchar sólo en el momento en el que está listo para escucharlo. Y en cuanto uno lo escucha realmente, ya no lo deja de escuchar. A partir de esta idea que por primera vez en mi vida me pareció “sugerente”, todas las personas a mi alrededor, lo que leo, incluso algún mail que llega, hablan del tema: “Aceptación”.

Me dice una amiga mayor y sabia que ese es el primer paso y que luego, el más “pendejo” es aquel que hace que empieces a querer con ternura eso que ya aceptaste como tuyo. Claro, pasarán años, seguro.

Me llama la atención esa dificultad que podemos tener para aceptar ser quienes somos. Creemos que nos aceptamos, pero no siempre es así. (Hay excepciones, claro está, en esta idea no incluyo a toda la humanidad). He tendido a odiar tanto a mis demonios que lo que les tengo en realidad es terror, por tanto me dominan (aban) dominan (aban). Escuché en una película para niños que para que los mounstruos desaparezcan uno tenía que reírse de ellos, a carcajada limpia, fuertemente. Yo no me he podido reír nunca de esos mounstruos y con esto, les he otorgado el poder que han deseado y me han llevado por infiernos que no deseo pasar y que cuando pasan me dejan devastada, defraudada, triste, frustrada y llena de culpa. No quiero. Lo peor de todo es que el mounstruo se lleva de encuentro todo lo bello. Lo arrasa. Como un tornado devastador, o por lo menos, así lo siento yo.

Mi mejor amiga me dijo el otro día que la llamara pesimista pero que ella había asumido que no iba a cambiar. Que lo que cada una tenía era algo así como una “falla de fábrica”. Algo que ya estaba impreso en los genes de cada ser y que lo único que podíamos hacer era negociar con nosotros mismos. Bajar los decibeles. No hacer mucho caso. No tomarnos tan en serio. Yo, la verdad, nunca había pensado en la idea de que “nunca iba a cambiar”. Yo pensaba que se me iba a producir el milagro. Un día después de tanto pensar, iba a iluminarme e iba a hacer el “clic” milagroso que me haría dejar de ser quien era para convertirme de pronto en el ser con el que sueño ser. Pero no es así. Los “clics” no son magia, son producto de la conciencia y son oportunidades para hacer las cosas mejor. No para dejar de ser quien se es, sino mejorar. Las oportunidades se dan todos los días. Es cuestión de trabajo. No existe un clic mágico. Bueno, en algún momento sí. De hecho hay algunas verdades que se me han aparecido en la cara con el brillo de el sol sobre un filo de plata…(Creo que los griegos decían algo así). Pero esos son regalos. Lo demás es trabajo y conciencia. Chamba, chamba.

Poder mirarse al espejo y decir, "Así soy", poder aceptar el demonio, no tenerle rabia. Dejar de sentirse culpable por ser así... Seguiremos hablando del tema…

36 comentarios:

Percy dijo...

Me gustó mucho aquello de aceptarse no para ser el mismo, sino para mejorar, es decir, para formar las bases que uno necesita para comenzar a construir un mejor yo. Dicho de otra manera, conocer primero el suelo en donde se va a levantar el edificio.

Y es que para mí el error es que muchas veces uno confunde el “aceptarse” con el conformarse de ser quien uno es. No lo sé, quizá esto dependa de la forma de ser de cada cual, quizá yo sea muy ambicioso conmigo mismo (lo cual puede ser considerado por otros como un defecto) y tenga esta apreciación, pero yo estoy convencido de que todos podemos ser mejores, siempre y cuando, primero uno se acepte a sí mismo, que acepte sus virtudes, sus defectos, sus fortalezas y debilidades, y luego, al ser uno conciente de eso, comience con la construcción del nuevo yo o del yo mejorado. Al hacerlo así creo que el proceso del cambio es mucho más fácil y llevadero, no traumático, porque uno de los problemas del "cambiar" es justamente, porque entendemos el cambio como el enunciado “sólo se cambia lo malo”, no lo sé, yo considero que también se puede cambiar lo bueno, para mejorarlo. Es decir, "yo deseo cambiar" porque "deseo mejorar o potenciar lo bueno que ya soy". En fin, disculpen la extensión del comentario tuve ganas de escribir jaja.

DCG dijo...

Para aceptarse uno mismo primero hay que aceptar a los demás y todo lo que nos rodea, a partir de ahi, somos nuestra propia plastilina.

Debería ser terapeuta, la gente se hace muchas bolas por cosas tan simples.

Anónimo dijo...

aceptacion,aceptar q mas da porque mejor no buscarnos comprendernos.

Percy dijo...

No lo sé, "comprender" no es tanto como "aceptar", el significado de aceptar es mucho más amplio, incluso, creo que no requiere un nivel de conciencia claro, es decir, "te acepto y me acepto tal y como eres y tal y como soy", en tanto que la comprensión así como la tan mentada "tolerancia" requieren de cierto análisis personal, es decir, no me gusta como eres, no comparto tus ideas, ni tu forma de vida pero te comprendo y te tolero. En ese sentido, creo yo, la "aceptación" requiere de un humanismo mucho más profundo. Es por ello difícil de realizar, por eso ya nadie habla de aceptación (lo que hacían las religiones antiguas) sino de tolerancia (que es una propuesta de la civilización) e incluso esto último nos resulta difícil...

Anónimo dijo...

Estimada Sra. Lindo:
Si hubiera que sistematizar todos sus posts y catalogarlos, este iría a la cabeza (conscientemente no lo haría, mucha flojera. Inconscientemente, siempre lo hago. Con todo, con todos).
Un blog sobre su propio "auto-hurgamiento".

Me gustó es de: "uno logra escuchar lo que tiene que escuchar sólo en el momento en el que está listo para escucharlo".
Muy cierto.
Muy.

Y sobre el "seguiremos hablando del tema…", de hecho.
Nunca se acaba.

Solo una precisión.
Que de no aclararse puede prestarse a malos entendidos.

Son cosas (rekuntra) distintas aceptarse y curarse.
Curarse remite a corregir, modificar, cambiar.
Aceptarse es más reconocer que uno llega hasta donde llega (asumiendo que luego de un jodido proceso de introspección uno llega a saber hasta dónde llega).
Y es como es.

Parecieran cosas opuestas.
Pero son, más bien, etapas de un proceso.

Uno se acepta luego de mucho corregirse.
Uno acepta lo que queda luego de mucho corregirse (con sinceridad).

Yo, hasta ahora, no uso mucho el término aceptarme.

Porque, como salió en alguna publicidad que no recuerdo, soy aún una "persona en construcción".

Eso.

Creo que ese término viene al caso.
No?

Saludos.

J.
(No me llamen anónimo J. No han visto los problemas de identidad que genera el que te llamen anónimo. Pregúntelen a M (el de la Ciudad) o a Martín H).

P.D. Guapa K.

Ja.

Chizito Fiesta dijo...

Yo tuve que aceptar ser un chizito... para poder ir a la fiesta!

AntonellaB. dijo...

leerte fue como tomar un cafe: cargado, bueno, emocionante, reparador!

Caro dijo...

Jajaja, el comentario de chizito fiesta me sacó del trance en el que entro cada vez que leo tu blog XD

Bueno, yo prefiero aceptarme. Tal como soy, con mis defectos y virtudes. Pues, todo eso en conjunto me han hecho la persona que soy y tomar las decisiones que me traen a este punto de mi vida. Y bueno, creo que la estoy disfrutando.

Juanjo dijo...

un año en para me sirvio para dedicar mañanas, tardes, lluvias y soles a encontrar quien era realmente, a la ñoña con lo que los demas querian que sea, yo queria conocer quien era yo. y todo se dio para que ese proceso se diera: claun, estar sin chamba, performance. terminó el año y sabia mejor quien era, es un proceso que aun no termina pero se que he avanzado mas de lo que hubiera pensado. basta que uno regrese al "mundo" y caes en la tentacion de perderte de nuevo y esa es un tema para otro blogg.
ayer justo fui a ver el estreno de una performance de un amigo, y una accion me recordo justamente de lo que habla este post. una de las chicas tirada en el suelo miraba una caja la cual tenia un lado de espejo, se miraba pero queria evitar ver su reflejo y empujaba la caja con fuerza, iba avanzando y se volvia a topar con su reflejo al cual poco a poco dejaba de alejar y empezaba a dsifrutar, a reconocerse, a quererse, a aceptarse.

es un tema para seguir Jime, no dejes de contarnos tu proceso.

un beso guapa!

Juanjo

MUA - Jime Lindi dijo...

Ufff.. la verdad... no se que responder a estos comentarios tan chéveres... me dejan sin palabras. Lo intentaré... Un ratico. Gracias.

Chizito Fiesta dijo...

Estoy tomando clases de baile...
...para poder ir a la Fiesta!


http://www.chizito-fiesta.blospot.com

bruni dijo...

q lindo blog jime lindi pura filosofia pasa por el mio pz.
eres muy buena actriz exitos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

tus textos me hicieron acordar a esta cancion

http://www.youtube.com/watch?v=5jNVfy-QNDQ

Guillo Gómez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
K. dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con el sr Anónimo. Ja!.
Es curioso, hay que aceptarse y a la vez tener cuidado con ese término, también.
Aquí va la vieja: Recuerdo cuando estaba en la escuela de teatro. En esa época, mi mami con mucho cariño me llamaba lagarta, porque no movía nunca un dedo, sufría de presión baja (y de depresión baja, también)y andaba siempre buscando el sol. Cuando entré a la escuela quería vomitar por el esfuerzo de los dos mil abdominales, las doscientas planchas y gracias por el estilo. Y, la verdad, al final nunca vomité. Mi cabeza creía que vomitaría. Creía que no lo lograría, creía un montón de cosas que estaban muy por debajo de la realidad.
Ahora me sigue pasando. Ahora hago dos mil abdominales mascando chicle, y sin embargo el mounstruo de la desconfianza sigue trabajando, en zonas donde no hay plancha que me salve.
Como decía Mafalda, Y cómo me pego esta curita en el alma.
Aceptarse sí, porque uno no puede ser su propio enemigo. Amarse, sí. Pero exigirse, corregirse, cultivarse, detenerse y empujarse es tarea de uno. Ser tu primer papá, tu primera vieja. Cuidarte. Amarte. Con todo lo que eso implica.

Para más información, visite www.desconozcomayormente.com

Un abrazo inmenso más q este koment. Aceptarte? Sí, pues, eres una preciosa joya rara. Accept it. Y que se jodan los demonios. Título de post.

Bessos Kósmikos.
K.

K. dijo...

Otra cosa, nuestro demonio no es uno a lo Manson. Es uno feo tipo Gollum, pero es un hobbit perdido al fin. Hay que querer al cuco, darle besito, curarle la yaya, reconocerlo cuando se asoma y saber que allí está, que nunca se va a ir, que no hay cómo matarlo. Pobre.Es víctima de nuestro acoso con fines mounstruocidas. Tenía razón ese dibujo. Hay que reírse con él y mandarlo a dormir cuando en lo mejor de la charla te ofrece un trago. A domí bicho de la desesperanza.

Sí se puede, Jime.

Jajjajxx

Caro dijo...

Sé que me voy un poquiiiiiito del tema pero te tenía que felicitar por la obra :D De verdad, excelente! aplausos de pie!

Anónimo dijo...

Jime,

Realmente es lindo leerte. Me sorprende (y pienso que no debería) la capacidad de "insight" que has desarrollado.

¿Por qué uno tiende a pensar que si alguien es linda(o) no piensa? Será que solemos quedarnos con la envoltura, en lugar de mirar bien adentro... bueno, en todo caso, eres un maravilloso ejemplo de que alguien puede ser bello e inteligente y reflexivo.

Me encantan tus ojitos chinitos cuando te ries! Cariño bonito, por dónde andarás...

Conrado

bruni dijo...

q linda obra la de la familia fernandez actuas lindo por cierto estaba en primera fila en el asiento 17 el sabado 17 de mayo linda obra la recomiendo
FELICITACIONES A TI Y A LOS DEMAS ACTUAN LINDO¡¡¡¡¡¡¡¡ voy a ir de nuevo bye besitos

Anónimo dijo...

Jimena, he encontrado a tu clon... o he descubierto que trabajas como modelo erótica, no sé...

http://coverstour6.met-art.com/met-art_covers/080509-JENYA-ALESHA-164-6822.html?PA=1417842

De cualquier modo, es tan linda como tú, o tú como ella, o son la misma...

Caro dijo...

... no sé si reírme o pensar sobre cómo llegó el anónimo a esa portada xD ... de cualquier forma no puedo evitar reírme...

Anónimo dijo...

Se parece mas a Mariana Ximenes.Jime es una chica recatada.nuuu naa q ver con ella.

lapaupachica dijo...

querer cambiar es la mejor manera de no cambiar nada, es pelearse. aceptarse al mismo tiempo es cambiar, porque nos aceptamos a cada momento, fluctuamos, somos y dejamos de ser...
no tenemos que "querer dejar de ser" para "cambiar" o "ser otros", creo que solo nos miramos, con la conciencia que podamos y decimos "ahora soy esto" y ese instante se va y luego soy otra y otra y otra y otra...
ahora conversaba en el carro de una amigo como la mayoría de nuestros hábitos son miedos, por supuesto es lindo tener hábitos que nos hagan bien o nos generen placer, pero incluso si ello se cae, ¿no podemos encontrar acaso siempre una mirada amable hasta para lo que se sufre? me haces pensar en como tengo épocas en que fluyo más y épocas en que temo. hay un tiempo para todo también, hasta para estar mal o loca... y aceptar me parece una genial palabra, que no es sinónimo de resignarse o de abandonarse... no señor! seguiremos hablando acerca de esto... jeje
un besito, chica

lapaupachica dijo...

querer cambiar es la mejor manera de no cambiar nada, es pelearse. aceptarse al mismo tiempo es cambiar, porque nos aceptamos a cada momento, fluctuamos, somos y dejamos de ser...
no tenemos que "querer dejar de ser" para "cambiar" o "ser otros", creo que solo nos miramos, con la conciencia que podamos y decimos "ahora soy esto" y ese instante se va y luego soy otra y otra y otra y otra...
ahora conversaba en el carro de una amigo como la mayoría de nuestros hábitos son miedos, por supuesto es lindo tener hábitos que nos hagan bien o nos generen placer, pero incluso si ello se cae, ¿no podemos encontrar acaso siempre una mirada amable hasta para lo que se sufre? me haces pensar en como tengo épocas en que fluyo más y épocas en que temo. hay un tiempo para todo también, hasta para estar mal o loca... y aceptar me parece una genial palabra, que no es sinónimo de resignarse o de abandonarse... no señor! seguiremos hablando acerca de esto... jeje
un besito, chica

MUA - Jime Lindi dijo...

Totalmente de acuerdo Percy, se mejora lo bueno y lo malo. Yo también soy ambiciosa conmigo misma.
DCG, no se si el paso es así o al revés. No se cual es el camino, Mientra yo no me conozca y quiera y soporte, ¿cómo hacerlo con los demás? Mmmmm...
Estimado J. Me encanta eso de uno se acepta después de mucho corregirse. Si, es un camino. Pero la enseñanza no termina nunca. No se si existe algo así como el "hasta akí llegué". O sí? No se... Creo que ahora estoy n el punto de "hasta aki llegué" y a partir de akí palante. No se... Buuu...

MUA - Jime Lindi dijo...

juanjo, gracias. Yo también fuia ver la performance de Guille y me gustó ver a estas mujeres justamente aceptándose: culona, malgeniada, vinera... etc...me gustó.
Preciosa K, supongo que el golum interno es simplemente el niño herido que todos llevamos dentro.
Gracias Caro, fue mostro verte en la obra. Hablamos.

K. dijo...

Así es. Guapa te ganaste un premio. Ven a mi polis a ver.
Besos.
K.

Anónimo dijo...

Jime,

Sólo para terminar lo que antes dije. Leía a Edith Södergran y me encontré con esto, que refleja (en parte) lo que siento al leerte:

Buscabas una flor
y hallaste un fruto.
Buscabas una fuente
y hallaste un mar.
Buscabas una mujer
y hallaste un alma:
estás decepcionado.

En realidad, sólo debo cambiar el final: Buscaba una mujer y hallé un alma: estoy encantado.

Besos,

Conrado

Anónimo dijo...

Linda Sra. Lindo.

Al releer su post me queda la sensación de que no entendí (como debiera) cada párrafo.
Ni todos.
Siempre se me pasan cosas.
Aunque supongo que ahí radica gran parte del mérito de las relecturas.

Y en fin.
Solo quería mencionarle que es muy importante incorporar la dimensión tiempo en las variables/categorías de su propio "autohurgamiento".

Tiempo para procesar las cosas, para quererlas, para manejarlas, etc.
Tiempo.
Tiempo.

Porque tiene razón cuando dice: "la enseñanza no termina nunca. No se si existe algo así como el "hasta akí llegué".

Sí existe, la verdad.
Existe el hoy.
Hasta akí llegúe hoy.
O hasta aquí llegué con este tema (hoy).

Mañana es otro asunto.
Dentro de 10 años, también.

Y para que el asunto no se desvirtué con el fácil "todo es ahora, nada es eterno", le digo que uno tiene una propia medida de las cosas: atemporal y que no depende de las circunstancias.

Uno sabe cuándo anda maso o menos en paz (al margen de si está de buen ánimo o no), o si uno se "encuetra bien".
Y ni hablar de si uno anda feliz (que de dice poco, pero se dice).

En esas circunstancias poco importan categorías o rótulos del resto del mundo.

Y es que, me parece, tenemos una dimensión recontra animal (y recontra sabia) que mide esas cosas muy para nosotros, y que existe a la par y, muchas veces, sobre esta dimensión de civilización (con los muchos peros que se le puede poner a sus subconjuntos).

Luego de esto ya viene su "querer con ternura eso que ya aceptaste como tuyo" que dice su amiga (sabia también).

Tiempo.
Tiempo.
Tiempo.

P.D. Buscando un libro -pirata- encontré una revista (un TV+) de hace varios mundiales, donde una tal Jimena Lindo ("perfiles de lo Lindo" se titula) cuenta que le gustaría tener hijos pronto.
Ja.
Casualidades que le llaman.
Costaba 50 céntimos.
La compré a 40.
Porque no tenía sencillo.
Ja.

Otra P.D.
"Buscabas una flor
y hallaste un fruto.
Buscabas una fuente
y hallaste un mar.
Buscabas una mujer
y hallaste un alma:
estás decepcionado".

Chévere!
Congratulations a Edith Södergran.

J.

buscador dijo...

Hola Jime:
gracias por la reflexión me ha hecho cavilar un poco.
Cuídate mucho.

Colleen Ordoñez Müller dijo...

postea, pe´.

MUA - Jime Lindi dijo...

voy amiga mía.. voy.. q bueno q estés x aki!!!! log you

Juan Infante dijo...

Jimena linda gracias por tu defensa de los malos genios! ya lo escribo en el sitio apropiado. Ayer viví una guerra mundial, locazo, con kriptonita y todo, ojalá allá tiempo para que te me rías. Te quería contar eso y que sepas que se te extraña.
Un gran abrazo
Juan

MUA - Jime Lindi dijo...

Gracias Juanito de los mil días... Estaba pensando ayer pasando por el parque Isaac Rabin q iba a tomar tu propuesta de ir a dar vueltas y conversar. Ahora bien abrigaditos y con un café calentito nos podríamos juntar a parlotear no crees? Ya te escribo.
Un beso grande. Yo también los extraño. Muac

Imberbe_Muchacho dijo...

Entre por aqui por recomendacion de "K" (en su blog te gansate un premio)
Seguire chismeando por aqui.

Anónimo dijo...

Es posible controlar lo que aparenta ser incontrolable, solo pienso si me gustaria que me hiciesen lo mismo a mi (practicamente vivo con esa premisa), y después de 8 largos años logre controlar al monstruo que todos llevamos dentro en mayor o menos medida, sigue ahi es parte de mi pero se que tengo el control al fin.

Suerte en todas tus metas.