domingo, 18 de octubre de 2009

Los sueños, sueños son...


Hace un tiempo uno de mis maestros de teatro me contó que una de sus frases favoritas pertenecía a uno de sus maestros de teatro favoritos y decía algo así: "Uno es la caricatura de sus aspiraciones. Si no es así, entonces tus aspiraciones fueron muy bajas." O algo así. La frase me encantó también. Nos quedamos pensando y yo dije algo como que el ser humano me maravillaba por su poder de adaptación a nuevas situaciones, a "sus" nuevas situaciones. Uno va creciendo y va dejando de lado ciertos sueños o aspiraciones que a lo mejor ya no se van a poder realizar. Y así va avanzando. Un poco cruel. Pero me parece que así es. Luego puede venir Paulo Coehlo y decirte que todo es posible y sí, claro, todo es posible, pero uno tiene que seguir avanzando.

Ayer hablaba con una de mis mejores amigas sobre los riesgos que conlleva el tener una edad en la que estás en constante examen de tus logros. Yo le decía que a veces pensaba que mis amigas ya estaban grandes y que por lo tanto ya el momento de "riesgo" había pasado. Ella me decía que era al revés. Que el momento de "riesgo" era ahora porque el futuro se había hecho menos extenso. Porque el pasado se volvía nostálgico y porque las grietas ahora eran más profundas y más reales. Me decía, es ahora cuando la alerta tiene que estar encendida, cuando una copa de más es sinónimo de depresión, cuando un comentario sobre la comida se puede convertir en un desorden alimenticio. Las tristezas son más reales ahora. Ahora todo es más concluyente. Y eso, asusta. Y reímos por esa broma adolescente de "pasó de ser una futura promesa a una triste realidad..."

Yo le daba ejemplos de personas que me parecían motivadas. Personas, ya grandes, que yo veía que no dejaban de luchar por sus sueños de adolescencia. Y ella, muy filósofa y muy tajante me decía: "Sí, pero date cuenta de que todas esas personas tienen algo en el exterior que las delata. De alguna u otra manera, no están bien." Y era curioso porque cuando lo pensaba, algo de cierto y aterrador había en todo ello.

A los doce años una psicóloga me preguntó que cuál era mi sueño. Yo le dije con el mayor desparpajo y sinceridad: "Ser como Marilyn Monroe." Ella se rió y me preguntó porqué, a lo cual yo le respondí: "Para que todos los hombres me deseen." No puedo imaginar que es lo que hubiera pasado si es que ese sueño no hubiera mutado. Tal vez ahora estaría por cuarta vez re encauchada, grande, operadísima intentando alcanzar ese sueño de pequeña que no se dio. O tal vez lo hubiera alcanzado y ahora estaría muerta. Como Marilyn.

Gracias a dios los sueños mutan. Hay una cuota de la increíble capacidad del ser humano para acomodarse a sus nuevas situaciones y otra cuota de madurez indiscutible. De todas formas, todos esos sueños albergados en algún momento de nuestras vidas han tenido un lugar en nuestro corazón y por tanto merecen su lugar. Su mirada. Decía mi amiga que todos los sueños no alcanzados, eran como "pequeños abortos". Pero creo que no. Son así si no son elaborados. Todos los sueños, de niña, adolescente, grande, merecen su elaboración. Un mirarlos, pensarlos, llorarlos quizá y dejarlos ir. Siempre dejarlos ir. Vacear el recipiente para que pueda ser llenado con algo diferente y luego ser vaceado nuevamente. Uno no tiene ni la menor idea de en qué va a terminar. No lo sabe, ni se lo imagina. Cree tener control pero no lo tiene. Podemos tener una dirección pero la brújula siempre se puede ir para un lado completamente distinto. No estamos preparados para esto que llamamos vida. Por eso mejor, estar suaves, medio llenos, medio vacíos. Con aspiraciones pero sin aferrarse. Todo puede cambiar. Todo puede irse para un lugar completamente distinto. Quien sabe si mejor.

22 comentarios:

Sidh dijo...

Pues parece que es así como dices, recuerda a Ortega y Gasset el "hombre es su yo y su circusntancia", siempre se está haciendo o quizás re-haciendo, no "es". Eso es lo bonito de la vida que le permite a uno recrearse, al menos eso creo(o intento). Que lectura tan agradable la que nos propones.

J dijo...

Extrañaba sus posts así.

Elaborados, ambiciosos sin ser pretenciosos, impersonales aunque traten de cosas muuuuuuy suyas (impersonales porque se tratan temas de fondo, cosas-humanas-en-esencia-sin-tanta-circunstancia), profundos y que te remiten a otras cosas.

Que se leen sabiendo que no se comprenden, en detalle, cada párrafo.

Sabiendo que una relectura permitirá ir afinando mejor el sentido de lo dicho.

Saboreando, desde ese primer contacto con las palabras, la relectura.

Posts así (o escritos, en general, así), nunca te dejan en el mismo lugar en que estabas cuando empezaste a leerlos, por más que no te hayas movido ni para respirar.

Al escribir el post Sra. Lindo, aparte de obscenamente autoconsciente, usted andaba inspirada.

Y eso se agradece.

Ya luego, con más tiempo, le comento sobre lo que dice.

Saludos.

:)

MUA - Jime Lindi dijo...

Gracias Sidh! Ahora q estoy a punto de tener un hijo es cuando más pienso en q el ser humano es un devenir. SE va haciendo. Uno NUNCA sabe nada. Será producto de mi embarazo? tal vez. El hecho de procrear me pone abierta e indefensa ante el misterio de la vida y la creación. Afirmaciones tajantes y contundentes del tipo YO SOY, ELLA ES, TU ERES... Me empiezan a sonar extrañas. Pero en fin, tal vez sea sólo transitorio.

MUA - Jime Lindi dijo...

Gracias J. Por akí siempre se agradecen y extrañan sus comentarios profundos y minuciosos. ya me comentará sobre el post. Desde akí, lo esperamos.

Mi yo y mi Mi dijo...

Ayer pasaba en "limpio" unas hojas donde había escrito cosas en el año 2006. Y leía sorprendida entre lineas que mis verdaderos sueños eran los que nunca había pronunciado, o contado a nadie.
Eran sueños ( escondidos ) que no hablaban de "alguien que quiere ser alguien" , ni siquiera de "alguien" queriendo algo...Me hace pensar entonces, luego de leer tu post, que quizás los sueños que todos suponemos tener es solo uno en común. Y trata de la libertad... de no dejarte aprisionar ni siquiera por uno mismo ( sueños, pasado, etc )
Je. Lindo post!

Juanjo dijo...

me gusta eso de que los sueños mutan, hay que aspirar alcanzarnos pero no aferrarnos. tampoco olvidarlos, o quiza quedarnos con el mejor de ellos o con lo mas importante de cada uno de ellos. pero al final dejarlos ser.

que bueno que el sueño de los 12 muto porque sin necesidad de agrandar ni reencauchar nada, en tu fresca y verdadera guapura lo lograste.

beso enorme guapa mama!

MUA - Jime Lindi dijo...

Mi yo y Mimi,
pues sí. Ese debe ser el sueño q nos une a todos. Un sueño de libertad, aunque la verdad, creo que no tenemos idea de lo que es. A veces pienso que la libertad es incognoscible. Simplemente no sabemos de lo q hablamos cuando hablamos de libertad. Pero hay algo, una lucecilla que nos dice q por ahí es. Si, yo también sueño con eso. Aunque no la pueda tocar, aunque no pueda pensarla, ni saberla.

MUA - Jime Lindi dijo...

Ay Juanjo... qué galante... ja! Gracias miles.
Muac

Luciano dijo...

No dice un proverbio contemporáneo algo así como "las personas más interesantes llegan a los 40 sin saber qué quieren de sus vidas". O algo así. Tal vez eso suena a un fracasado o un indeciso, pero yo creo q es como tú dices: las aspiraciones cambian, mutan, evolucionan. Si uno a los 30 ya tiene todo lo q aspiraba... ¿q viene luego? Nada mejor q siempre tener metas y luchar x alcanzarlas, ¿no?

Denise dijo...

good thinking, sweetheart.

love ya'

fita dijo...

todo cierto, lo sueño mutan o a veces uno (zorro que no alcanzo las uvas) acepta es mutación y dice fue para mejor...hay que vivir de una forma positiva y luchar pero también aceptar ciertas cosas....Lo hermoso de ser mamá es que uno se convierte en ALGUIEN PARA TODA LA VIDA....Al margen de todas tus misiones en la vida y si las encontraste o no, tienes la misión de hacer de ese pequeño ser lo mejor que pueda ser...Y enseñarle que si las cosas no salen como las pensó , mire siempre adelante y continue...

Anónimo dijo...

Aplausos para fita.

JAVIER dijo...

Realmente y excelente post, me agradó de principio a fin. Que bueno que en la blogosfera existan bitacoras como la tuya, tan llena de reflexiones y lo mejor:Coherente.

Un gran abrazo desde Japón.

MUA - Jime Lindi dijo...

Gracias Luciano x pasarte por akí.

MUA - Jime Lindi dijo...

Log ya too denise.

Ay fita, supongo q lo q dices es cierto. Como será, no lo se. Pero de hecho, las energías de esta casa se han focalizado. Es alucinante. El nene aun dentro de la barriga recibe ya toda nuestra focalización. Cómo será después? I supppose stronger. Aplausos pa ti, mi cielo!

MUA - Jime Lindi dijo...

Mil gracias Javier. Abrázame a Japón y vuelve por akí. Saludossssss

Anónimo dijo...

Pucha.. que al leer esto me vino a la mente un torrente de recuerdos de cosas que quise hacer de niño y nunca llegue a terminar.. Sera que al crecer uno actua como el zorro que alguien menciono lineas arriba... "al fin y al cabo no estan maduras" y asi vamos dejando tantos sueños atras inconclusos y nos volvemos en viejos y con la paranoia del "que voy a hacer mañana".
Felizmente el mundo es dinámico y nosotros nos movemos con el, sin embargo el mirar atras siempre sera inevitable.
DM

K. dijo...

hum...
quién era esa amiga filósofa?
Abrazos,
K.

Anónimo dijo...

Mmmm..... lo decias por mi? o por Jimena?...
P.D. Soy hombre, solo que estaba webbing un rato en la chamba... me intereso tanto y .. ps escribi antes de volver a trabajar.
Salu2.
DM

Hera dijo...

Para mi, los sueños son el alimento con que nutrimos nuestra muchas veces rutinaria vida. Sin sueños, no hay ilusiones, sin ilusiones, no hay horizonte al que mirar, ni sentido de vivir. Encantada de conocer tu blog.

Hera.

J dijo...

Revisando el post Sra. Lindo recordé que había prometido comentarle más. Ahora que no postea (que debe andar ocupadísima), aprovecho.

Pensaba (hace tiempo, cuando pensaba responderle) que se podría hacer una película infinita recogiendo los sueños de todas las personas. Los sueños de ayer, del hoy, del mañana, los sueños olvidados, postergados, inconclusos, frívolos, inexactos, equivocados, etc...

Desde el primer hombre hasta los de ahora: cada uno contando sus sueños.

De ahí se me ocurrió que lo que mueve el mundo son los sueños-no-realizados.

Probablemente ando un tanto sensible con el tema porque pasa lo que contó en el post, a partir de cierta edad uno siente que los sueños de ayer, que lo acompañaban de buena gana hace varios años, empiezan como que a no ser tan buena compañía, como que nos andan susurrando todo el tiempo y nos exigen SER.

Y uno anda replanteándose esas cosas todo el tiempo. Y una copa de más o un momento de depresión hacen bajar la guardia, y uno se confronta a esos sueños de ayer, que solemos olvidar para sobrevivir. Sueños postergados, inocentes, ambiciosos, buenos, frívolos, etc...

Aunque habría que hacer una precisión sobre los sueños. Todo el mundo los tiene pero no todos son cosas "limpias".

Me explico, uno sueña desde la confusión, desde la necesidad, desde el miedo, desde la ambición, etc...

Pero esos sueños no necesariamente están claros.

Como su sueño de 12 años, de querer ser "Marilyn Monroe" (a todo esto, he leído un post de la Sra. K un poco sobre eso, sobre cuando se conocieron, de la "pequeña gorrión" subiéndose al escenario para ser Julieta: me resultó genial imaginarla e imaginar esa escena).

Pero bueno, volvamos: 12 años, quiere ser Marilyn Monroe para que todos los hombres la deseen.

Pero, ¿realmente quiere eso?

Una interpretación bastante simple diría que lo que quiere la niña de 12 años es que la quieran, que la escuchen, que la entiendan (y que la quieran, nuevamente).

Que ese deseo que espera despertar en los hombres sea solo cariño, afecto, comprensión (¿qué sabe una niña de 12 años de deseo?) de los que están a su lado.

Ahora que si nos queremos poner más (pseudo)psicoanalistas, ese "todos los hombres" se convertiría en su padre, no?

No quiere que TODOS LOS HOMBRES LA DESEEN, quiere que su padre la quiera, o su entorno más cercano (me puedo equivocar en este caso, pero sospecho que no).

A eso iba con que los sueños "mal formulados" son solo un anticipo de una pesadilla (de llegar a cumplirse).

Y luego de eso uno termina, como LA Truman Capote, citando a no sé qué santa que decía: "se derraman más lágrimas por las plegarias atendidas que por las no atendidas".


Finalmente, para no extenderme más, creo que sí, que podemos avanzar desechando sueños porque ya no lo podemos hacer, no lo queremos cumplir, etc... Y hasta me parece saludable (aunque siempre respetando ciertas formas. Matar un sueño es una cosa delicada) eso de andar ligero de equipaje (que es algo que siempre trato de hacer).

Sin embargo se desechan los sueños "menores". Los otros, los que están y han estado más cerca de nosotros son los que nos hacen ser nosotros.

Si nos desprendemos de esos sueños, ya no somos.

Saludos Sra.

Se la extraña.

J.

nadine vallejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.