domingo, 2 de diciembre de 2007

Mis brothers and sisters

Tengo suerte. Se que soy una mujer afortunada aunque a veces me cueste reconocerlo. Empiezo por mi familia. Somos 6. Es decir, el núcleo básico. Ese que por los años 80´s e inicios de los 90´s se sentaba alrededor de una mesa de cocina a almorzar y cenar. Ese que durante los apagones de los 80´s se sentaba alrededor de una vela a conversar. Ese que me llevó al aeropuerto cuando decidí irme a España. Somos 4 hermanos. Empiezo desde arriba.

El mayor, C., por el que siento una devoción indescriptible. Es el "hermano mayor" y esa etiqueta no se la quitará nadie. Es el que me sacó de los pelos de una discoteca a los 15 años y me prohibió volver a ir porque sus amigos, 7 años mayores que yo, le datearon que "su hermanita" estaba teniendo fama de "movidita". Salvó un poquito mi reputación adolescente aunque en el momento, la verdad, no lo entendí. El es también aquel hombre que en mis crisis histéricas dieciochoañeras me cogía del cuello y me inmovilizaba hasta que yo, me cansaba de llorar y me quedaba tranquila, cansada y dormida. Mi hermano es un éxito. Ahora está lejos y trabaja para una gran compañía internacional. El fue también el que me dijo que tenía que visualizarme. "¿Cómo quieres ser de aquí a diez años?", me dijo. Gracias a él, decidí estudiar Humanidades y quitarme el clavo de la ignorancia que tanto me dolía. Gracias a él, las sobremesas en casa se hacían felizmente interminables. Oyéndolo imitar a diferentes personajes de la televisión, o a familiares no tan cercanos. Qué risa.

Luego está mi hermana, S. Es absolutamente fantástica. Es, podría decir, la mujer más atinada que he conocido en mi vida. Sabe escuchar, sabe aconsejar y me quiere. Me quiere mucho y yo la adoro. Nos hemos sacado algo más que la lengua cuando eramos chicas, pero ahora, podemos decir que somos grandes amigas, inmensas. Ella es la que un día cuando tenía 15 años y andaba obteniendo mi fama de movidita en las discotecas limeñas me dijo: "No se que te pasa, has dejado de escuchar." Me salvó un poquito de olvidarme del resto del mundo. Me salvó de dejar de mirar a mi alrededor.
Ella me recogía del aeropuerto cada vez que venía de España y volvía a dejarme con lágrimas en los ojos. Ella, me sigue diciendo "bebita" a pesar de que ya somos dos mujeres grandes. Ella jugaba conmigo de niña y me tomaba fotos. Ella, me regala flores e intenta hacerme comprender que la mirada para adelante, en positivo, es lo que importa. Cada flor que me regala, es un recordatorio de lo maravilloso que es el amor que tengo a mi alrededor. Tengo suerte.

Y E., mi hermano menor que tiene síndrome de Down. Mi chinito, mi delicia, mi maestro Zen, mi ternura. Con él, si que me he peleado y como una salvaje. Hemos tenido épocas duras de distanciamiento. Epocas en las que él no me quería dar ni un beso y épocas en las que yo sólo lo jodía para que no comiera tanto. Pero ya no. El tiene 29 y yo 30 (casi 31) y nos hemos convertido en grandes amigos. Adultos. Vivimos juntos por ahora y por las mañanas, cuando voy a la cocina y él está en el gimnasio encuentro una taza con Eco y panela, porque sabe que no tomo café ni azúcar normal. Tiene una cámara digital con la que me ha hecho innumerables retratos. Cada vez que entro a la habitación a mirarme en el espejo, me dice que estoy muy guapa y me toma una foto. Ahora ha empezado a hacerse autorretros y me parece increíble. Se fotografía las piernas, los brazos, los dedos, y luego me las muestra. Tengo suerte porque no dejo de aprender día a día, gracias a él y porque tengo la oportunidad de seguir teniendo un hermano que se deja abrazar, besar y decir tonterías sin problemas.

Somos 4 en el núcleo familiar y, luego tengo también un medio hermano,E.B., el adonis suizo, a quien también adoro. Somos sus únicos hermanos y se siente y lo sentimos muy "nuestro". Es físicamente parecido a nosotros (por eso lo de "adonis"), tiene el ojo chino y el pelo castaño. Ahora vive en Washington estudiando una de esas cosas que se entienden por las siglas, (que también estudió mi hermano mayor), MBA, sí eso es, y trabaja también para una transnacional importantísima.

Sí, tengo suerte. Mi madre siempre nos inculcó lo importante que era la unión entre hermanos, por eso no se inmutaba cuando de niños nos sacamos los ojos. "De grandes", decía, "ya no les quedarán ganas". Y tuvo razón. Yo no puedo estar ni 20 minutos "peleada" con mi hermana, o en medio de algún malentendido. Inmediatamente (no pasa casi nunca, en realidad), la llamo o me llama y arreglamos el asunto. Con C. nunca he peleado por la simple razón de que él no entiende de peleas. No le interesan. Menos con E., quien sólo sabe dar amor. Ni con E.B. con el que sólo caben abrazos pues sabemos que no nos volveremos a ver en años.

Sí, la verdad tengo suerte. No tengo un hermano, tengo 4, y todos maravillosos. S. siempre me dice que confíe en mi madre. Que es la única en el mundo que real y honestamente desea la felicidad absoluta de sus hijos. C. siempre me pregunta si ya tengo novio y le reconforta que le diga que no y que así estoy bien por el momento, porque el sabe, por más que se haga el que no, que necesito estar sola. E., a un nivel sensorial, se que me siente mejor y por eso se acerca cada vez más a mí, se siente mejor a mi lado y me toma más fotos.

La verdad, me muero por ellos. Tengo suerte.

4 comentarios:

luisa fernanda lindo dijo...

hermoso! provoca abrazarlos a los cinco C, S, J, E, EB. bellezas de sangre!

puro amor para ti!

la hermana S dijo...

lágrimas de amor y de emoción , lágrimas por querer borrar con ellas cualquier sufrimiento que tuviera cualquiera de los 5 y luego si alcanza seguir con el resto del mundo...yo también los amo a todos y se que mi mami tuvo razón : "nos metió a todos en un solo costal como gatos para que nos sacaramos los ojos si era necesario y ya de grandes no hubieran ganas...."lo bueno es que ni dentro del costal fue tan thriller, no? y aprendimos a conocernos y amarnos como deben ser todos los hermanos....es genial tener tantos y tan buenos...

K. dijo...

Nada más hemoso que un hemano.

MUA - Jime Lindi dijo...

¿TODAS DE ACUERDO??
MUAAAAAA!!!!!