domingo, 18 de enero de 2009

El grito de Munch

Ok...He perdido credibilidad....Ok...Hace décadas que no escribo y mi verbo está desgastado. Ha pasado mucho tiempo, muchas cosas, muchas fiestas... Mucho alcohol bajo el puente, muchas palabras, muchas miradas, muchos perdones, muchos fuegos artificiales, regalos, cenas familiares, lágrimas, carcajadas, cambios de humor, atardeceres con champaigne y uvas, "te amos", propuestas indecentes, deseos, barrigas infladas, piel tostada, cosas cotidianas, cosas salvajes, amores, lecturas, nostalgias, decisiones... Tanto, tanto que no sabría por donde empezar. Dejé de escribir. Un buen día dejé de escribir. Me fui por las ramas, escribí lo que me indignaba de mis diarias lecturas políticas y me alejé un poquito del tema de la mismayo. No quería hablar de mi. No sabía que decir. Sentí de pronto que todo se había vuelto demasiado personal. Todo era muy mio y sentía verguenza de decir ciertas cosas.

Ahora me siento frente a mi ordenador, en mi café favorito, bebiendo mi café favorito, ya sin fumar porque llevo dos semanas sin hacerlo (lo extraño maldita sea, lo extraño), y quiero volver. ¿Me dejarán? ¿Me dejaré? Lo intentaré igual.

Pienso...¿De qué me gustaría hablar? Y recuerdo las recientísimas imágenes que he recibido por Internet sobre el conflicto en Gaza. No quiero hablar de eso. Pero, uno se siente imbécil de hablar de otra cosa. Aun así me pregunto. ¿De qué me provoca hablar? ¿Que me sugiere este café? ¿La música clásica que escucho?¿La bulla de los que beben cafés conmigo? ¿La caminada del dueño italianísimo y simpatiquísimo de quien cuentan las malas lenguas...es facista como el solo? Hace poco le escuché decir a uno de sus comensales que en su época los niños comían lo que la "mamma" preparaba. Una cosa para todos. Ahora los niños pedían cada uno algo distinto y los padres lo aceptaban. "Es por eso", dijo, "que hay tanto gay en el mundo." Un horror.

Es domingo y estoy sola. Me gusta estar sola (también). Me siento bien. Mi novio está trabajando y tengo el día entero para mí. Me fui a la peluquería un rato y luego, con mi laptop a este café. Mi familia está en la playa, y yo pensé que no era una buena idea juntarme con ellos. He tenido algo así como una "sobredosis traumática de recuerdos salvajes" en las navidades que ha dejado en mi psique rezagos incomprensibles y difícilmente organizables y reparables. Juro que es verdad. Hay etapas (para mi, diciembre es una de ellas) en las que la mente recibe tal cantidad de información que todo se desorganiza y la mente se queda desordenada como el cuarto de un adolescente apestoso. Así estoy ahora. Mi cabeza tiene la ropa tirada y calzones sucios en el suelo, la televisión está encendida a todo volumen y por ahí una radio dice cosas que no entiendo. Por la ventana entra un aire que hace que los papeles que están en el escritorio vuelen y mece también la lámpara china alrededor de la cual revolotean polillas y moscas. La luz no está encendida. No es de noche. Tampoco de día. Alguien me llama fuera de la puerta. Es una voz de hombre fuerte. Algún charco se ha formado producto de mis pies mojados. Entré sin secarme. Sin toalla. Sin protección. Loca. Pastrula. Hay aretes de strass tirados por el suelo como los que usaba para los matrimonios en los 90´s. Recuerdo una piscina y un arete flotando. Alguna vez caí a las 3 de la mañana, al agua. Pero eso no importa tanto ahora. Mi cuarto está destrozado. No huele mal pero todo está fuera de los cajones y ahora no se por donde empezar. Supongo que tengo que ordenar aunque por ahí hay una necesidad también de echarme en la cama y simplemente mirar...No puedo dejar de pensar en la común frase: "Ten cuidado con lo que deseas que se puede hacer realidad". Hace un par de meses en mi "sanidad" me preguntaba...¿Dónde coño está el grito de Munch? Mi propio grito de Munch...Ahora el grito de Munch es mi barriga, mi ombligo. No quiero abrir la puerta. Se que debo salir pero no puedo dejar todo tan desordenado. Y ya no recuerdo...¿Dónde iba la pintura del naufragio que hice a los 8 años? Desde mi posición la veo pero ya no se donde la guardaba. Cuando tenía 8 años nos mandaron en el cole a pintar un "día de playa" y mientras todos mis compañeros pintaban con los plumones de colores sombrillas, chicos y chicas jugando voley y el mar lleno de bañistas, yo pintaba sombrillas, chicas en la arena con bikinis y pelos rubios cogidos a un costado y allá por el fondo sin que nadie se enterase, un barco llamado "Titanic" del que se tiraban personas y barcos inflables alrededor llenos de gente intentando salvarse. Gracioso. No fue un cuadro hecho a conciencia. Lo llevé a la conciencia en una sesión psicoanálitica y me sentí tierna. Y ahí está el cuadro nuevamente. Es una cartulina y no recuerdo donde la guardaba para no dañarla. Es parte de mi. Es también mi historia. Parte de mi simbología. Me gusta. También se deja ver por debajo de la cama destendida una minifalda a cuadros pequeñísima. Es mía. Me la compraron mi hermana y mi madre cuando yo era chica contra mi voluntad. No me gustaban las minifaldas. Yo era muy púdica y no quería enseñar mis piernas que en esa época eran un par de calambres durísimos y bien formados por el ballet. Cuando me ponía una falda corta en las reuniones, mis padres hacían que yo les enseñara las piernas a todos para que vieran mis músculos. No me gustaban las minifaldas. Me gustaba el terciopelo y los lazos, pero extrañamente, no encuentro nada de eso tirado por el suelo.

Necesito buscar la forma de ordenar un poco y salir a tomar el aire pero me da una flojera enorme. Alguien me llama desde fuera pero yo no quiero salir. Estoy mojada y el agua chorrea por mi cuerpo. Es posible que pesque un resfrío. Miro alrededor y veo el botiquín. Es cuadrado de madera, color verde agua. Es antiguo. Me gusta. Lo abro y todas mis pastillas están ahí pero sin nombre. Debo encontrar la forma de organizar un poco el desastre. Ahora que estoy en él, me doy cuenta de que no lo quiero más. Me parece increíble haber extrañado este cuarto torcido, adolescente, este cuarto sucio y confuso. El grito de Munch es mi ombligo. Ahora extraño a mi monalisa. Quiero volver a mi origen. Esta soy yo y no soy yo. Este cuarto es mío pero de antes. Esta era yo pero ya no. Ahora las cosas no son así. Tengo que ordenar. Ordenar y salir, volver, ordenar otro poco, salir, organizar un poquito, guardar el cuadrito y la minifalda, salir. Oler mi ropita, reconocer nuevamente que todo eso es mío, pero que es mejor en orden. ¿Cómo pude extrañar este desorden?

28 comentarios:

HaDeZ dijo...

A veces me siento como tu, salvo por eso de admitir que tu cuarto no huele mal, recuerda que uno se acostumbra al mal olor jeje ya me ha pasado cuando he invitado a alguien a mi cuchitril y me lo dicho y he tenido que esquivar la vergüenza con un chiste y una rápida aplicación de wizard's :D

Felicitaciones por el blog y gracias por seguir posteando ;)

Anónimo dijo...

Por fin Jimena....por fin!!!
El Guille

JOSE CUERVO dijo...

eres impredecible, sincera, bonita, sorprendente, inteligente, sensual, cariñosa, generosa, buena, deliciosa, hembra, blancanieves, guapa, china, mona, dulce, sabrosa, genial, talentosa...
Ahora recien te leeré... como hace años...ahora en tus palabras, ya no como hace lustros, en tus ojos.

Anónimo dijo...

a mi me pasa lo mismo ,bueno antes era mas seguido,solia ver mis cosas antiguas,cuadernos de primaria,dibujos,juguetes y cosas asi(chucherias pa los demas)hasta q en un arranq de colera bote todo.
En realidad tenian un valor sentimental para mi,y como usted dice parte de una historia,ahora k ya ha pasado el tiempo tampoko extraño esas cosas y creo q como lo q se bota se olvida,se pierde el valor q uno le da.

i

sofi dijo...

jime que bueno que has vuelto a tu blog,y cuentame que estas haciendo en estos meses??? con trabajo????

Juanjo dijo...

cuando un blog es tan personal y de pronto se llena de visitas demandantes, el sentarse a compartir puede volverse un must y no un need. para quienes leerte es un placer, siempre apreciaremos que sea una necesidad, un impulso sincero como lo viene siendo hasta ahora donde pueden pasar dos dias o 3 meses entre post y post; o cuando escribes una sola oracion o un texto largo.
un dia a dia lleno de actividades nos hace llegar a nuestro cuarto a solo dormir, el (des)orden se deja de lado y simplemente se va a acumulando todo hasta que llega un momento, al menos en mi caso, en que el ojo llora y es necesaria una reorganizacion donde botar, limpiar y cambiar renuevan el aire. ese momento llega solo, el orden se pide solito.

un beso enorme guapa y grande Jime!

ps: prometo no volver a ir a verte en un cierre de temporada. ;)

♥NOOR♥ dijo...

valeeee!! yo tengo a veces mi cuarto hecho un asco!!! mi armario esta con ropa de todas las temporadasss y la verdad mis zapatos andan en el baño, debajo de mi cama y debajo de mi escritorio....

pero vale arreglar las cosas pues son el reflejo de la personalidad, asi dicen, osea si arreglo esto ...arreglo mi personalidad??? vaya!!!! estoy contenta como soy! pero creo que un poco de orden no altera nadaaa.....

Un besito desde PIURA wapa!!!

ONE BIG KISS

Anónimo dijo...

mail?

Yani dijo...

Tu historia es tan tuya pero tambien la de much@s... yo me encontre un poquito a mi misma en el libro "Eat, Pray and Love", con el 'journey' de la autora entendi por fin el OM NAMAH SHIVAYA. En serio te lo recomiendo, aunque tu eres TU!!! ... maravilloso oirse y sentirse a si misma... ser unica. ---Beso, Yani

santi dijo...

jimena no fumes,yo por fumar como chimenea" me sacaron las admidalas fue doloroso pero mis pobres pulmones se gastaron y estuvieron negros por eso no fumes porque puedes poner tu salud en riesgo,se puede fumar pero de vez en cuando solo en fiestas!,fuma solo en fiestas no diario,yo ya ni toco el maldito cigarro es dañino para la salud!y cuando lo huelo me da asco!ademas las personas huelen a cigarro jajaja,yo antes olia a cigarro cuando me saludaban jaja.
un beso y cuidate,este comentario te va a servir!NO PONGAS TU SALUD EN RIESGO!!!
S.

Anónimo dijo...

¡Tomate una chela!. se nota el desorden hasta en tus palabras, ojalá no te estes perdiendo.Bueno desde mi punto de vista.Saludos y suerte con la chamba.

claudia dijo...

jimenita estas chambeando??? aparte del programa).
un besote!!!
pd:respondes pues!

claudia dijo...

a me olvide esta lindisimo tu blog,me encanta como escribes! se nota una elegancia en tus palabras.muy lindo todo!

MUA - Jime Lindi dijo...

Hola queridos queridísimos... Si pues, esta vez escribir,como dice Juanjo fue un "need" y no un "must". Para nada. Creo que nunca es un "must". Después de escribir este post volvió mi buen humor (aunque después desapareciera nuevamente) y sentí que había invertido mi mañana dominguera sola en mi café favorito haciendo lo que tenía que hacer. qué rico no?
Y porsupuesto, mi cuarto es mi cabeza. Loca cabeza. Mi habitación física, esa en la que duermo, esta ORDENADITA.
Ja! Besos
Jime

MUA - Jime Lindi dijo...

Y si Clau, estoy chambeando. Ando grabando la segunda parte de Rita y yo y también ensayo una obra para Abril (aparte del programa). Ya nos veremos
mua muac

Anónimo dijo...

wuauuu que bueno jime,tu eres full chamba!!!,asi que se nos viene la segunda parte de rita y yo!!!y cuando se estrena me avisas porfis no te olvides!!! quiero verteeee x eso no te olvides!
suerte con:rita y yo y para la prox obra!
besote guapisima!

claudia dijo...

porseacaso la del coment de arriba soy yo claudia!

J dijo...

2 cosas, a riesgo de que se pique:
1.- Chévere que lleve dos semanas sin fumar. Mal que lo haya hecho tanto tiempo y que sienta que lo extraña.
2.- El tío italiano del café debe ser faScista, no facista. (otra vez corrigiendo algo que no me pidió...aunque alguna vez dijo que me daba permiso).
(En fin, lo cambia y no pasó nada).

La tercera es más pa después que para ahora: A causa de un intenso y progresivo embrutecimiento, y de la chamba (y la chamba tiene que ver con el intenso y progresivo embrutecimiento), no tengo las cosas muy claras y no tengo mucho tiempo.
Pero lo que cuenta, ese cambalache físico/mental es bastante común.
Es más, creo que es cíclico.
Las cosas se nos juntan y atacan desde tantos lados que uno, a veces, solo se deja ser y las deja ser, sin oponerse, sin ordenarse, sin -mucha- voluntad.
Pero pasa.
Ya le contaré más cuando pueda pensar.
Qué gusto que haya escrito.
Saludos.

J.

Que hay detràs de la ventana dijo...

Dirè que fue una sorpresa leer tu blog. A contracorriente en Zurich, lo del balde fue dramàtico y despuès cosas de España, de hermanos, de familia: las nostalgias y tristezas que la diàspora acarrea.

dire que me agrada tu forma de narrar, tu naturalidad tu forma de observar y de fijar detalles. dirè tambièn que se te ve muy bella y que no es cierto que una edad importe.

dirè por ùltimo que eres:impredecible, sincera, bonita, sorprendente, inteligente, sensual, cariñosa, generosa, buena, deliciosa, hembra, blancanieves, guapa, china, mona, dulce, sabrosa, genial, talentosa... Sì, creo que lo dirè.

LOLA dijo...

Jimena! OMG despues de 6 meses escribes otra vez.....
Que bueno es volver a leer tu desorden!

Besos azules.

Lola Pastel.

Anónimo dijo...

vaya, me he vuelto adicto a la capacidad de leer tus palabras.
son y son.... viciosas y pegajosas pero interesantes y con un filo dulce detras de cada capa oscura.
me gustaria escribir como tu, aunque probablemente no podria...
me haces acordar a otra mujer que no escribia pero que su cabeza pendulaba entre ordenes y desordenes,de una forma tal que se convertia en una langosta roja...
si una langosta roja, como esas que son hermosas y brillan llenas de rojo, pero que lloran si te las quieres comer...

en fin, un gusto escuchar tus ondas palabras...

desde el bunker te mando un saludo y grandes exitos...

s dijo...

jajaja que tal floro que escriben jime no creas jajajajajajaja!

Cesar dijo...

umm, ya se te extrañaba.

Anónimo dijo...

Acabo de descubrir tu blog, y ha sido un gran... no estoy segura que, iba a escribir alivio, pero en verdad no. Lo que sea, es bueno.
Es bueno escuchar o leer a gente que habla del teatro con el mismo amor que yo le tengo.
Que bien.

_Dr_G_ dijo...

"cuidado en lo que pides que te lo pueden dar"

Pero la vida tiene esos altibajos emocionales, como el desorden luego del bombardeo de sentimientos. Así que bien por ello, es parte de la vida disfrutar la modorra, y la resaca de todo lo vivido se empoza en el alma y en tus faldas por doquier. De repente abres la ventana y caes en la cuenta de que el día está precioso y vale la pena ordenar el desorden y terminar con todo, para tenerlo listo y fresco y ver el atardecer de verano, mientras coges ese cigarro que tanto se hizo extrañar.

Saludos y no te pierdas una entrevista que hice, ojalá te agrade. Donde así, aquí

Angel_Kaid0 dijo...

Wua jimena, que post.Parecia una avalancha.Me gusta como escribes,se siente como si todo fluyera, como si uno estuviera dentro de tu cabeza viendo el desorden que hay en tu mente.
y si pues, a todos nos ha pasado,sentirnos confundidos, desordenados, con ganas de decirlo toda y nada,sin saber por donde empezar.Cuidate,postea más seguido.
Ah verdad, visita mi blog
http://mujeresbuscandounlugar.blogspot.com/

Angel_Kaid0 dijo...

Lapsus brutus (recontra brutus), puse el link del blog de vanessa saba =S....
Este es mi blog
http://mundodesubikado.blogspot.com/
Tonto, tonto, retonto.....

Anónimo dijo...

Munch,
munchen
munchkin
munchking
munchausen
munchalalora
munchancheria
munchacalon
munchaca
munchito
munchies
muncho
munch
mu!

tu cabeza en 14 actos

el bunker