jueves, 7 de febrero de 2008

A veces echo de menos...


Con ustedes, uno de mis rincones favoritos de Madrid.
Los jardínes de Sabatini.
Madrid, a pesar de ser puesta en segundo lugar ante su rival Barcelona (con razón, si... con razón), tiene "su cosa". Yo escogí "mis lugares favoritos" en esa ciudad, mis "horizontes", como solía llamarles. Aquellos pedazos de territorio que se expandían más allá de la olla de presión en que se ha convertido esa ciudad. Lugares en los que podía respirar, mirar hacia algún "lejos" y desde ahí oler, casi casi, Lima, mi casa.
He pasado numerosas tardes leyendo con el palacio ante mis ojos (de hecho, esta foto, la tomé yo), y he caminado al lado de él durante madrugadas incontables camino a casa. Aire frío, Madrid bonito.
Mi experiencia favorita: los atardeceres vistos desde estos jardínes. ¿Vamos a ver el atardecer desde los jardínes de Sabatini? Con esta frase conquisté a alguien a quien no debí conquistar. Y es que era mi experiencia dulce y favorita. Sentarme en la entrada de los jardínes a ver el cielo ponerse color fucsia. Rosa, celeste, tormenta de mis colores favoritos.
En este jardín un amigo lloró por primera vez ante mí y me dijo que su pareja lo había abandonado. En este jardín esperé a un hombre con el corazon temblando de emoción, en este jardín leí a Christa Wolf y metí mis pies en esa laguna artificial un día de verano irresistible.
Hay días, pocos la verdad, en los que extraño mis rincones madrileños. Este es uno de ellos. Es bueno tener un sunset tan hermoso en Lima. Es bueno ver el sol ocultarse en el mar. Es bueno tener poesía en mi ciudad también, aunque a veces eche de menos Madrid.

5 comentarios:

luis dijo...

millones de veces quize escribirte, solo lo hago por el maldito vodka, mañana me arrepentire, eres un deleite para mis madrugaras pre resaqueadas. Sigue tal y como eres hiper cool, unica y limeña (aunque ni se tu origen) mi razon de expresion besos y exitos y please dame una entrevista www.doce93.com el señor productor......avisame si iras al aniversario de henry spencer seria todo bytes

K. dijo...

Jajjaajja...luis es gracioso. Que intensa es la nostalgia. Pero estoy de acuerdo... nada como un sunset limeño para curarse de la nostalgia.
Abrazos.

karinam dijo...

Hola Jimena, que lindo post! Estoy desde hace varios meses en la ciudad rival de Madrid... ja!! y vivo enamorada del mediterráneo, de las calles, de los edificios extranos, del cielo azul... y también con escondites para "oler casi casi, Lima".

Creo que es un poco eso, buscar lugares que nos ayuden a sobrepasar la nostalgia de estar lejos... y como nunca estamos conformes, pues cuando estamos cerca necesitamos lugares que nos recuerden que nuestra ciudad también tiene lo suyo, aunque a veces eches de menos Madrid.

MUA - Jime Lindi dijo...

Barna barna, cálida y hermosa Barna...
Entiendo tu enamoramiento karinam. Lo entiendo de una manera cercana y cálida. Barcelona está llena de escondites de nostalgia. Uno de ellos, para mí, era Montjuic... me encantaban esas escaleras de princesita decimonónica. Qué hermosura. Disfruta disfruta disfruta. Besos.

Anónimo dijo...

Fanatica del cine peruano!!...pero orgullosa de madrid...(http://es.youtube.com/watch?v=4zeimyvapBA)