viernes, 29 de febrero de 2008

Yo quiero ser como...


Hay días en los que una se ilumina y puede dar el consejo correcto. Aunque eso sí, los mejores consejos creo yo, son aquellos que una realmente se está repitiendo a sí misma. Para creérselo. Para alcanzar la relización del consejo.

Hace unos días una de mis princesas se me acercó y me dijo que tenía miedo de haber echado su vida a la basura. Que a sus treinta y tantos sentía que no había hecho nada importante y que todos sus sueños de niña-adolescente no habían sido alcanzados. En ese momento pensé: "¿Cómo es posible que los caminos se crucen y entrecrucen todo el tiempo?" Esto, que la hermosa princesa me decía, lo había dicho yo unos meses antes entre lágrimas a otras personas... Entre ellas, a mi madre quien con esa calma que le ha dado los años me decía: "Todo te va a salir bien". Y yo, gracias mami, gracias... Eso es lo que quería escuchar.

Pero yo, después de tantas reflexiones no le dije a mi princesa que "todo iba a estar bien". Le dije que "todo ESTABA bien". Y fue un no sé qué de conexión en ese momento en el que yo estaba con un vodka con naranja en la mano y la gente pasaba a nuestro alrededor bailando, que de pronto estuvimos las dos solas en el universo y hablamos de filosofía en una fiesta, del desapego al pasado, sobre todo, del desapego a la imagen que una soñó de sí de niña-adolescente.


De niña, yo quería ser como Drew Barrymore en E.T y luego, de adolescente, quería ser como Marilyn... Deseada por los hombres... No se de dónde le viene a una niña de 13 años un deseo por el estilo, pero ahora, a mis 31, creo que es un sueño que no me interesa. Y lo dejé atrás (no hace mucho por cierto). "Ser como", "ser como", "ser como", "ser como", "ser como"... son sueños que no son nuestros sueños. Esto me lo está enseñando la vida, la experiencia, el aire, la respiración. Sólo así, y es una ecuación matemática, cuando una deja atrás sueños de niña, pueden abrirse las puertas para la mujer que se es, o que se puede ser. No pienso llorar más pensando que no "alcancé mis sueños", mis sueños por demás, eran grandes, increíbles. Tanto como "ser astronauta" o tener los poderes de "mi bella genio". Ojo, no digo que algunos sueños no se puedan realizar, pero si uno no trabajó para alcanzarlos, por algo fue. Expreso todos los días mi agradecimiento al universo por la realización de algunos de mis sueños. Este blog es parte de ellos. Pero habían tantos deseos en mi cabeza... Por eso en algún momento no entendía la ley de atracción que reza que si uno desea algo realmente, el universo se lo otorga. Yo deseaba muchas cosas y el universo no me otorgaba nada. Y pensé: ¿Las deseo realmente? Concluí que más difícil que desear es descubrir qué es lo que uno desea realmente. De corazón. Realmente de corazón. Yo aun no lo sé. Se que quiero estar bien. Nada más. y desde que trabajo por estar bien y por acercarme a mí, las cosas se van presentando de manera positiva.

De todo esto hablé con la princesa en una fiesta. No se si le sirvió, pero de hecho nos abrazamos fuertemente. Si supiera que yo alguna vez quise ser ella... Es gracioso, de hecho se lo diré la próxima vez que la vea. Por eso las cosas están bien. No es que van a salir bien. Todo está bien como está y todo lo que sucede es lo mejor que nos ha podido suceder. Cuesta aceptarlo. Este post, es también una manera de convencerme.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Hubo un tiempo en que yo también me angustiaba por aquello que quería ser. Pero encontré un día que lo único válido es aquello que quieres hacer. Aquí y ahora. No hace falta preocuparse más, porque lo que uno llegue a ser será consecuencia de este hacer. No vale la pena decir: "quiero ser escritor", sino "quiero escribir". Lo primero corresponde a un anhelo; lo segundo, a una necesidad que debo satisfacer aquí y ahora. Haciendo lo que queremos puede ser que lleguemos a ser algo que anhelamos mucho, pero también algo querido o añorado por los demás, como cuando encarnas un personaje y ese personaje "es" para los demás algo que los emociona y los acompaña, a veces para siempre.
Me encanta tu blog, tu escritura sabe llegar y es persuasiva; y debes insistir si, además de la estupenda actriz que eres, también quieres ser escritora. Hace rato que ya eres y significas para quienes aman el teatro y el cine. El resto vendrá por añadidura. Suerte también para tu amiga, que seque sus lagrimas e insista en aquello que quiere hacer.
Carlos

MUA - Jime Lindi dijo...

Que comentario tan hermoso. Gracias. El presente, el presente... ahì està la cuestiòn...

Anónimo dijo...

todo lo que me pasa, es lo mejor que me puede pasar. estoy tratando de digerirlo.

desde hace ya unos años lo unico que quiero y trato de hacer es estar bien, sentirme bien y funciona!

postea mas seguido!!!

y.

K. dijo...

Guau, qué macha. Yo sigo esperando ser astronauta y ganarme un Cannes ya q la Cotillard se ganó un Oscar. Pienso que de debajo de cualquier piedra saldrá un director maravilloso que me dará el trabajo que sueño. Ya no puedo dejar de creer en eso, sino me iría por un tubo...tengo 31 años, pero mis sueños no han terminado...no pueden haber terminado... es solo que son misteriosos los caminos de tu ya sabes quién... Mientras, yo seguiré soñando, intentando que mi vanidad - frustración no los ahogue, trabajando duro, seriamente, con muchísimo amor, por que no se hacer otra cosa sino proteger mis sueños de mi misma, principalmente...
No olvides decírselo a la princesa, que tú un día querías ser como ella. Esas cosas, en verdad aunque parezcan frívolas, nos ayudan a recobrar la perspectiva.
Un mega beso para tí y tu princesa.
Hablando de esto...ya salió Julius!!!
Tu K.

MUA - Jime Lindi dijo...

¿¿Estàs segura de que deseas eso??
Esa es la cuestión...

Anónimo dijo...

Obtener lo deseado, es un sueño, es un echo estas ahy y eres lo que eres por que tuvistes sueños, y de aki a 30 años estaras ahy por que lo seguiste teniendo...pero como tu dices "Una manera de convecerm", lamentablmente no todo se puede ver con claridad...y hasta es imposible y "no digo que algunos sueños no se puedan realizar, pero si uno no trabajó para alcanzarlos, por algo fue."..tienes toda la razon del mundo.A.

noseasloco dijo...

y a veces cuesta quitarse de la cabeza la imagen que uno soñó de sí mismo cuando era un niño o adolescente

"ser como" viene a ser una aspiración de alcanzar, de pretender ser lo que probablemente no nos llegue a satisfacer

concuerdo contigo cuando dices que más difícil que desear es descubrir qué es lo que uno desea realmente. y si uno desea estar bien, lo puede estar de muchas maneras, no creo que haya sólo una manera de estar bien. pero creo que hay que partir de lo bien que uno está consigo mismo.

saludos!

MUA - Jime Lindi dijo...

d`accord.

DCG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DCG dijo...

Creo que uno es lo que quiere ser hasta el punto en el que siempre hay algo intangible que confabula a que uno se estanque y acepte feliz que logró lo que esperaba cuando tal vez ni siquiera se dio el primer paso. Es otra forma de verlo y que también está ahi afuera, no se trata solo de hacer las cosas, se trata sortear todo lo que nos rodea. No es cuestión de andar leyendo El Secreto y esperando que lluevan los sueños. Ojo no soy una persona negativa pero tampoco soy un soñador.

MUA - Jime Lindi dijo...

es q ningùn deseo cae del cielo. hay que chambear duro. Asì es...Duro, pero con calma y alegría. Zen...esto también intenta convencerme.

Víctor Hugo dijo...

No solo hay que desear sino tambien hacer (trabajar duro), sabes yo no creo mucho en eso del Secreto, "piensa, desea, imagina que ya lo tienes" para mi eso no funciona es como si deseara casarme con Jime con todo mi corazón, pero se que eso no va pasar.
Mas bien creo en la suerte y en las circunstancias a veces estas en el momento justo y recibes lo que tanto anhelas.
Hace poco vi la promesa te felicito,, todo lo mejor para ti

pulgadeacero dijo...

esa pela "el secreto" me la han prestado hace varias semanas y hasta ahora nada, ni la toco. ese tipo de pelas medio como q me joden pq t dicen cosas o maneras de vivir la vida q realmente nadie nunca lleva a cabo. Al final, lo unico q interesa en la vida es, a mi parecer, tener una vida tranquila(q no es lo mismo q una vida aburrida, ojo), no pelear por huevadas(es una pérdida de tiempo y malogra el organismo) y tratar de disfrutar lo más q se pueda esos pequeños momentos de felicidad q uno tiene en la vida. Tambien me acuerdo siempre d esta frase q escuché alguna vez : la mejor manera de vengarte de tus enemigos es... teniendo una buena vida. Eso es todo.
Beso Jimena, que estés bien.
PD: aunque ya no t interese, t diré Jimenita q deseada sí eres, jajaja.
PD2: Yo, a los 5 años quería ser Gene Simmons de KISS; a los 10 quería ser Angus Young(el q se vestía como colegial en AC/DC); de adolescente soñaba con formar mi banda tipo Iron Maiden. Luego, ya en la universidad, me compré una guitarra electrica y quise formar un grupo. Nunca lo pude hacer. La guitarra sigue hasta hoy en un rincon de mi cuarto metida en su funda. Nunca pasé de tocar las notas básicas. No era mi sueño realmente. Fue mi sueño de niño... pero yo ya tenía 20 años. El niño ya se había ido hace mucho tiempo.

cesar dijo...

Todo sueño se cumple en sí mismo. Y ninguno se soñó para ser cumplido, sólo para ser gozado. Creer que el presente gozoso del sueño puede volverse futuro y realidad es un error. Y nace de la realidad insufrible, que podrías cambiar sin necesidad de soñar nada.

Pero los sueños que te lanzas a seguir y finalmente no cumples te enseñan mucho. Te dicen qué te faltó: si un mapa, una guía o simplemente las ganas de creer que encontrarías el tesoro. Y te cuentan también cómo te pierdes cuando en vez de mirar el mapa miras las flores del camino.

Creo que el sueño parece un destino pero es sólo un pretexto que la vida inventa para que te atrevas a disfrutar el viaje.

C.

cesar dijo...

Todo sueño se cumple en sí mismo. Y ninguno se soñó para ser cumplido, sólo para ser gozado. Creer que el presente gozoso del sueño puede volverse futuro y realidad es un error. Y nace de la realidad insufrible, que podrías cambiar sin necesidad de soñar nada.

Pero los sueños que te lanzas a seguir y finalmente no cumples te enseñan mucho. Te dicen qué te faltó: si un mapa, una guía o simplemente las ganas de creer que encontrarías el tesoro. Y te cuentan también cómo te pierdes cuando en vez de mirar el mapa miras las flores del camino.

Creo que el sueño parece un destino pero es sólo un pretexto que la vida inventa para que te atrevas a disfrutar el viaje.

C.

sushi punk dijo...

todo cambia. cierto. uno muda, muta. creo -puedo no estar en lo cierto- que la cosa es aquello que hace brillar los ojos.
necesito un espejo, para no sólo sentirlo sino verlo. que todo me pase y ver mis ojos, su brillo. ahí el deseo. adentro y no afuera. trabajar duro, claro. no salirse del camino, o al menos saber que se construye uno.
¿pero qué hace brillar los ojos de verdad? sigo buscando. sé lo que no hace brillar. busca busca hormiguita en el camino.

MUA - Jime Lindi dijo...

Gracias Pulgadeacero. De alguna manera, yo sí creo en las leyes físicas del universo. Es de lo q habla el Secreto. No es algo metanada, es física pura. cuántica. De alguna forma me gustaría poder vivir bajo esas leyes. Y sí, q bueno q lo digas, los sueños cambian. Imagínate si sufrieras ahora por no ser el cantante de ACDC... es exactamente lo q me sucedía. pero yo ya tenía más de 25 años.... Y gracias por lo de q soy deseada. Siempre a una le levanta el ego (aunque una se kiera desprender de él...ja!). Saludos terr{ícola!

MUA - Jime Lindi dijo...

Te kiero Sushi Punk. Al final, las salidas del camino son las que nos hacen lo que somos... También son importantes...

sushi punk dijo...

me too, lindi. más vale que son importantes, la puta madre que son importantes. pero... ya, no? el nomadismo llega al punto del abatimiento. tan sólo quiero cruzar la calle y poder reconocer ese otro camino, si lo hay.

Anónimo dijo...

"ser como" eso es el gran dilema de todos, quien no quiere ser como alguien mas? eso nos tortura y nos atormenta pero nos hace avanzar, nos da fuerzas para llegar a ser como, el tema es que las princesas y principes soñadores debemos darnos cuenta que somos y no "queremos ser", y desde ahi seguir soñando, sabiendo que somos, y este somos es producto de todas esas veces que quisimos ser, pero nada, la vida nos dio este ser. en fin la retorica es agotadora, tanto como querer ser, seamos, que somos y eso es lo unico que importa. ojo: los sueños no se acaban, nos mantienen vivos, solo no hay que confundirlos con las metas, esa es otra historia.

besos jime y si eres muy deseada como tu princesa y las demas.