lunes, 19 de noviembre de 2007

ODA AL RAVE

El fue el culpable...




ME FUI AL CREAMFIELDS Y LO ENTENDÍ TODO.
Un amigo compró mi entrada para Creamfields hace como una semana. El Miércoles lo vi, y en un momento de total distracción me dijo: "Aquí te doy tu entrada de una vez". como estábamos en una obra de teatro, pensé que me estaba dando la entrada para la obra, así que me la metí al bolsillo y nunca más la volví a ver. Sí, me había dado mi entrada para Creamfields y sí, yo, la había terminado tirando a la basura. Sí.
El sábado, yo no me había dado cuenta de esto aun y creía que mi amigo tenía mi entrada guardada. Me llamó otro amigo con el que iba a ir y le dije: "Oye, de todas maneras tengo que hablar con R porque él tiene mi entrada". Y mi amigo me cuenta que ya me la dió, que el miércoles (que estuvimos los tres juntos), R. nos dio la entrada a los dos y que el vió cuando yo me metí la entrada al bolsillo. Bueno, conociéndome... lo creí en el instante. Decidí hace muchos años no volverme loca cuando sucedían cosas así (porque me pasan seguido), y menos preocuparme por el dinero perdido (es sólo plata, digo), pero sí me dio un poco de pena. Llevaba una semana diciendo que "el sábado me voy a tucutucutucutucucututucucutatatataaattaa" (esto lo decía bailando) y ahora, sábado, 4 pm, me doy cuenta de que no tenía entrada. Whatafuck. La busqué, pero sabía. Ya sabía. Y entre mis pensamientos gurúes dije: "Es una señal". Claro. Las fuerzas del universo no quieren que yo vaya. No debo estar junto a tanta droga, tanto alcohol... ¿Para qué? No, ese ya no es mi espacio... blah blah blah. Me llamó mi amigo y me dijo que me fuera a comprar una entrada, que él me pagaba la mitad. Le dije que no, que pensándolo bien, seguro que esto era una señal. "¿Señal de qué?, preguntó. "De que eres una distraída de merd nada más! Anda a Teleticket ahora y cómprate tu entrada. Te la regalo entera como adelanto por tu cumpleaños." Y esa era otra señal para mí, así que me fui a Teleticket y me compré mi entrada de regalo de cumpleaños. Qué lindo.
Llegamos a Creamfields como a la 1.30 am. Nuestros amigos estaban alrededor de un globo metálico de SMILE así que fue fácil encontrarlos. Había tres espacios con DJ´s distintos. Estuvimos las primeras 3 horas frente a un argentino que estaba buenísimo. Por primera vez me acerqué casi a la orilla del escenario y me quedé mirando con atención al DJ a ver si con mi fuerza mental éste también me miraba, se enamoraba de mí y hacíamos una vida felices viajando por el mundo y haciendo música. Pero no funcionó, así que volví al globo de Smile y bailé y bailé y bailé. Y sólo bebía agua y mis amigos me preguntaban si estaba "roleada" y yo pues no... y ellos... pues pareces... y yo... pues estoy contenta...
Veia muchas cosas en los momentos en los que me quedaba parada (me gusta bailar mucho y luego quedarme parada de golpe, quieta y sentir como mi cuerpo sigue vibrando... me encanta). Vi muchas chicas y muchos monstruos. Muchas mujeres exactamente iguales. Había muchísimas personas con gafas oscuras inmensas de famosos. Y cantidades de chicas iguales, un poco gorditas con el pelo oscuro y cortado como en capas, gafas de famosa y enseñando el escote. Un montón. Solo a mi alrededor habían tres. Increíble. Como es la moda...Luego, un montón de niños. En un momento estaba bailando y alguien me cogió de la cintura. Yo volteé con toda la violencia que se puede tener un sábado a las 3 am en el que estás feliz y no te quieres molestar (qué flojera), cuando me encontré con una carita de 20 años mirándome con cara de me he metido 3 pepas, y yo, casi me derrito por lo lindo de la situación y le dije con la cabecita que no. Y mis amigos inmensos a mi alrededor cuidándome y preguntándome si todo estaba bien. Sí, gracias y los quería. Y cada vez que algún mounstruo con capucha (habían millones) se paraba en frente de mí, y yo me empezaba a sentir un poco incómoda, venía alguno de mis amigos inmensos desde no se qué continente y me decía con una sonrisa: "Te he venido a salvar". Y yo, cuánto los quería y gracias y qué guapos que son mis amigos. Miraba a mi alrededor y me daba cuenta de una cosa. Todos los que estabamos ahí lo único que estabamos intentando era: "Ser". Ya sea a través del baile como mi amigo y yo, a través del alcohol, de las pepas, de la coca, de las bombitas, del popper, de lo que fuera... Equivocádamente o no, aquí no vamos a juzgar, todos, lo único que quieren, me decía, es "ser". Conectar. Ser felices. Había gente que lo conseguía y gente que no. Eso se notaba. Gente que estaba conectada con su centro y bailaba con una sonrisa en la cara, gente que miraba a su alrededor para ver quién sabe qué (yo, por momentos), chicas pasaditas de años con el pelo rubio, minifaldas de vértigo y pies adoloridos por los tacones. Queriéndose ir a lo mejor. Buscando un galán a lo peor... Mejor no cruzar miradas con rubias añejas en minifalda...
Como a las 3.30 nos fuimos a una carpa donde estaba otro Dj que tenía menos cara culo y que saltaba loco sobre su asiento. Ahí nos quedamos y de ahí, no quisimos salir. Porque ahí seguí entendiendo lo que significaba un rave. Lo curioso es que no es mi primer rave ni por asomo. Lo curioso es que es mi primer rave absolutamente sobria. Un poco de hierba y agua. Absolutamente sobria no molesten.
No tengo idea en qué habré estado pensando en los otros raves a los que he ido, pero nunca había tenido tantas y tan diversas sensaciones y jamás me lo había pasado tan bien. Sentí que el Dj podía hacer con mi cuerpo lo que quisiera. Ahí estaba yo diciendo: "Dj nuestro que estás en los cielos..." Y mi cuerpo vibrando, sintiendo los latidos del corazón y luego las distorsiones y todo pasando por mí y yo moviéndome y sonriendo y cerraba los ojos y así era mejor. Si estuviera pepeada seguro que no tendría necesidad de cerrar los ojos, pero no es el caso, así que cierro los ojos y muevo el cuerpo y uau... qué rico. Por momentos, como ya dije, me quedaba quieta sin aviso y todo interiormente se seguía moviendo y sonreía aun con los ojos cerrados y luego tomaba conciencia (maldita conciencia) y me daba cuenta de que llevaba muchos minutos con los ojos cerrados y los abría y miraba a mi alrededor para ver si alguien me miraba porque qué roche, y luchaba y decía qué sonsa, qué importa y todo esto era en medio segundo y volvía a cerrar los ojos y sorbía mi aguita y sonreía a mis amigos que qué guapos que son.
Empezó a amanecer y yo me sentía dentro de un ritual africano. Estaba completamente conectada con dios. Así de claro. Abría las palmas dirigiéndolas hacia el trono del Dj y cerraba los ojos nuevamente y sentía que todas las vibraciones entraban por las palmas de mis manos y aguantaba y me reía y cerraba los puños para que toda esa energía no se fuera nunca. Para que mis células registraran esa felicidad tan grande que sentía en ese amanecer.
Mi estómago empezó a sonar. Uy, tengo hambre, tengo que desayunar. Son las 6.30 y tengo que estar en el teatro en menos de 11 horas. Mi amigo del alma me dijo en ese instante: "Ya cumplí mi cuota, cuando quieras irte nos vamos." Y yo, "tengo hambre". Pero al mismo tiempo no podía despegarme. Tenía la sensación de que debía terminar ese ritual. De que debía irme con el último acorde, con la última distorsión. Alguien me dijo que el rave terminaba como a las 3 pm. Imposible. Tengo que dormir para trabajar. Y nos fuimos.
Nos sentamos en el carro e instintivamente saqué la radio pero paré. Nos miramos y dijimos: "Noooo." Seguíamos vibrando. Lo miré y le dije: "Es el mejor regalo de cumpleaños que he tenido hasta ahora." Había entendido todo. Me había gustado todo. Había vivido todo. Estaba feliz y además, diferente. Qué bueno.
Llegué a mi casa, aun con el cuerpo vibrando y sin oídos. Me lavé la cara, me puse pijama, un antifaz de avión, puse el despertador a las 4 de la tarde y rogué al dios de los Dj´s que me dejara dormir tranquilita hasta esa hora porque tenía que trabajar. Y así fue. Amén.

15 comentarios:

fita dijo...

que bacan que te hayas divertido tanto, personalmente me doy cuenta que estoy en otra epoca y me resisto a renovarme, del rock de los 80 castellano e ingles no paso, jajajajajaja

KTC dijo...

Ja! Muy bien descrito. Valieron la pena las 170 lukas.

Se sintió el beat!!!

KTC dijo...

Aquí tu amor Zabiela filmando. Aún estabas por ahí.

http://youtube.com/watch?v=P5O4CkM4V_U

La rompió el "niño" inglés.

MUA - Jime Lindi dijo...

Gracias por el link al video ktc, ya lo pegué. Zabiela, Zabiela... que estás en el cielo... santificado seas...

carmendelly dijo...

Como es eso de que las chicas eran gorditas en gafas? no se supone q las q van ahi son todas esqueleticas? en fin.. tengo que ir a un rave ya ya ya

gabriel dijo...

buen TONO, pero mejor TrONchO, si es que el ritmo tribal y la hierba te elevaron a la filosofía (no confundir con meterle filo a Sofía, que estará bien maceta pero es campeona) La intersección entre el rave y el ser es la nada, dijo Sartre (o sea ni mierda, pero la pasaste mostro, qué importa).
el ser es esencia y permanencia, no sensación ni instante, sin moralina alguna, pero tampoco llamando al perro vino, y al pan Filomeno. dicho eso, los rave pueden ser de puta madre, porque el ritmo tribal está metido dentro de nosotros de una manera muy instintiva. la primera vez tienes que aguantar los primeros 50 minutos o embalarte con algo, pero a partir del minuto 51 te sale el Cromagnon y la pasas muy bien. pero en el mejor caso te conectas con lo que quisieras ser, y no compartes más que miradas (imposible hablar) que interpretas como mejor te provoca, según los estímulos de la noche: al pan, pan, y al vino, otra botella, porfa.

Ricardo dijo...

Buen blog y buen rave.

Por algo está entre comillas, estimado Gabriel. Y, por si no lo sabes, el ser es lo opuesto a la nada, así que toda argumentación se cae.

En todo caso, yo le daría una acepción al ser de jime lindi: "ser" = ser feliz. Porque ¿uno pueder ser algo en un instante o no? Claro.

Y así como ella fue feliz, yo también.

MUA - Jime Lindi dijo...

Había de todo carmendelly, pero sólo a mi alrededor habían tres (que no estaban juntas) igualiiitasss y aluciné. parecían trillizas.

MUA - Jime Lindi dijo...

me inclino por no creer en esencias ni en permanencias Gabriel. Y sí creo que el instante tiene un poder indescriptible. Aquí te pongo un verso de Pedro Vicente Cabrera Ganoza que me gusta mucho:

"Los qe allan algún día bibido en un instante
lo que sólo se puede alqansar a bibir en el lapso entero de una bida,
se qe sabrán entender a qabalidad
lo qe a trabés de sinseras palabras les diré,
desde la qopa de los árboles ateridos de sed"

gabriel dijo...

Hay instantes de puta madre y hay que vivirlos y aprovecharlos al máximo. Pero la suma de muchos instantes de puta madre no me parece suficiente porque no necesariamente dan tranquilidad ni centro, que sí son sensaciones más permanentes y reflejo de lo que uno es, y que permiten una sensación más honda y continua de tranquilidad y buena nota, pase lo que pase y vivas lo que vivas (en mi caso, el asesinato de mi mujer a quien quería con todo el alma, déjandome con 3 niños de 6, 4 y 1 años). Es fácil pasarla muy bien en un rave y sumar instantes vacilones; no es tan fácil voltearle un partido a la vida cuando te la ponen peluda.
En mi mirada atrás, esa tranquilidad más honda y permanente es indispensable para poder sobrellevar instantes o varios años duros con los que la vida inevitablemente nos puede sorprender con un "también viene" sucedido de un lapo en la cara, de mayor o menor intensidad, antes o después. El instante es intenso y fugaz, la tranquilidad es más honda y continua. Ambos son bacanes, pero la segunda es determinante.
En fin, no quiero aguar el vacilón, pero soy terco como una mula y no me puedo atragantar mis argumentos, cuando los tengo.
Lindo poema, by the way.

DCG dijo...

Definitivamente este blog se ve mucho mejor con la tecnología del youtube. De nada.

¿Creamfields? Ya la viví, los raves y todo eso... ahí nomás. Electricistas poco rock.

MUA - Jime Lindi dijo...

Dcg, te agradecí el apoyo tecnológico en un mail. espero que te haya llegado. Muchas gracias nuevamente.
No crees que aun tal vez un rave te pueda sorprender? O ya no ya.

DCG dijo...

No, lo dudo... tendría que ser un mega rave en otro país, en Lima ya no me sorprende nada...

yo. dijo...

A ver, ya mierda. Me meti a tu blog. Porfin. Acuerdate que no tengo computadora en casa, y que la desicion de ser actor vino, de manera casi magica, con mi pobreza instantanea. "Asi es la vida del actor" dicen algunos conformistas. Nicagando pues. No hay forma. Si quiero ir a un rave, voy. Aunque tenga que almorzar lentejas toda la semana. Y si lo quiero pasar con alguien "especial", entonces que asi sea. Aunque tenga que extender lo de las lentejas hasta fin de mes. Y es que, como te dije el dia de tu cumpleaños, la vida esta llena de momentos. Si no comes hoy, comeras luego. Pero si no fuiste al rave, no fuiste y punto. Ya no hay mas vuelta que darle. No hay cabida a la pastrulada. Asi de simple. Entonces la proxima vez que te reunes con tus amigos guapos, te tienes que bancar la conversacion: "que paja el tono del sabado, te acuerdas de.." y no te queda de otra que imaginartelo e inevitablemente recordar que el hubiera NO EXISTE. Vive hoy. Si no te alcanza, probablemente mañana si. Todo lo demas tiene solucion. Y si no la tiene, ¿entonces para que te preocupas?

...Que lindo momento fue aquel. Gracias por acompañarme. Te quiero.

yo. dijo...

A ver, ya mierda. Me meti a tu blog. Porfin. Acuerdate que no tengo computadora en casa, y que la desicion de ser actor vino, de manera casi magica, con mi pobreza instantanea. "Asi es la vida del actor" dicen algunos conformistas. Nicagando pues. No hay forma. Si quiero ir a un rave, voy. Aunque tenga que almorzar lentejas toda la semana. Y si lo quiero pasar con alguien "especial", entonces que asi sea. Aunque tenga que extender lo de las lentejas hasta fin de mes. Y es que, como te dije el dia de tu cumpleaños, la vida esta llena de momentos. Si no comes hoy, comeras luego. Pero si no fuiste al rave, no fuiste y punto. Ya no hay mas vuelta que darle. No hay cabida a la pastrulada. Asi de simple. Entonces la proxima vez que te reunes con tus amigos guapos, te tienes que bancar la conversacion: "que paja el tono del sabado, te acuerdas de.." y no te queda de otra que imaginartelo e inevitablemente recordar que el hubiera NO EXISTE. Vive hoy. Si no te alcanza, probablemente mañana si. Todo lo demas tiene solucion. Y si no la tiene, ¿entonces para que te preocupas?

...Que lindo momento fue aquel. Gracias por acompañarme. Te quiero.