lunes, 12 de noviembre de 2007

Yo perseguido

A veces pienso que el mundo se va a acabar, que el sol se va a apagar y que nosotros, seres estúpidos, seguimos pensando que somos eternos y alucino con nuestra inconciencia y nuestro olvido. Hay días en los que camino cabizbaja y me digo: "¡Pero si te vas a morir!" como dándome ánimos. Entonces mi conciencia recapacita y sonrío un poco porque algún día, mañana, en 20 o 60 años (así mejor, viejita y sabionda) me voy a morir y ahora en este instante, estoy viva y mis problemas son felices y tengo comida y soy joven y puedo caminar, y mi familia está bien y mis amigos sanos. Pero me olvido, como olvidamos millones de cosas. Una vez un profesor de poesía me dijo que si el olvido no existiera veríamos los árboles llenos de gente colgada. Suicidada. Muerta por su propio nudo. A veces pienso que a lo mejor yo misma he olvidado mi vida y mis recuerdos son invenciones de lo que yo deseo que hubiera sido mi vida. O casi. Entonces intento cerciorarme preguntando a los más cercanos y tu hermana te cuenta algo sobre tí, tu hermano otro algo, tu madre otro tanto y así vas tejiendo tu historia por lo que te han dicho sobre tí. De ese personaje que eres tú. Vas construyendo un personaje en base a relatos y acciones que lleva tu nombre.
Hace unos años estaba con un gran amigo que tenía sobre su regazo un libro de fotografía. Preguntaba insistentemente por mi novio que es artista plástico para enseñarle una foto que le había "molado mogollón". Yo lo miré y le dije: "Pero enséñamela a mí." Y el me dijo: "No pues...tú eres actriz". Sin entender mi propia reaccion, se me salieron las lágrimas, me paré y me largué. Al día siguiente en terapia lo comenté y mi psicoanalista me dijo: "Eres un yo perseguido por un "tu eres"". Y me cagó. A partir de ahí me pasé un buen tiempo diciéndole a los que se atrevían a decirme: "Tú eres": "Y tú de qué coño me conoces..."
No me gusta nada que hagan afirmaciones sobre mí. Sobre lo que me gusta o no me gusta, sobre como era, como soy. Aun me quedan trincheras de defensa de ese Yo que se veía amenazado por los infinitos "Tú eres". No muchas, pero aun quedan algunas. Así, a veces aun me molesto si mi madre dice que a mí no me gustan los lácteos. Simplemente porque no es verdad. Pero siento también que mientras uno más seguro está de lo que es (¿Estamos seguros alguna vez?), o mejor dicho, más cerca está de uno mismo, menos importan las informaciones que puedan dar terceros sobre uno. Porque al fin y al cabo...Sólo uno sabe. Y sólo uno sabe que sabe. Y eso basta.

16 comentarios:

K. dijo...

Eeeesooo!!!
El planeta nos necesita vivos y sanos.
Abrazos solares

gabriel dijo...

anímate, la vida eventualmente se va a poner peor (ganas de joder, pero es cierto que es mejor aprovecharla mientras dure). no creo que tenga tanto que ver con ser actriz, sino con el grado de cuestionamiento que has tenido tú misma sobre quién y cómo eres mientras has crecido. tienes todavía necesidad de reflexionar sobre ello a los 30. hay gente que se hace bolas y otras no, estás entre las primeras (sorry x afirmar cosas sobre cómo eres, pero tu blog lo destila por todos lados). en realidad, tu capacidad de ponerse en el lugar de otro desde adentro(ser todavía mejor actriz) aumenta una vez que has acallado ese yo soy que todavía te mueve. una vez que estés del todo segura y que te importe todo menos porque tu centro de gravedad está claramente definido y en paz, la riqueza emocional que acumulaste al cuestionarte ya es un recurso y no una traba para escuchar, preguntar y ponerte plenamente en los zapatos de otro, de cualquiera. la madurez plena es siempre buena para la actuación.

ego dixit dijo...

Un yo perseguido por un "tu eres"... que buena manera de decirlo. Me cagó a mi tambien.

Bueno mi problema no es tanto el "tu eres", sino el "yo soy".

Me gustaría ser como "tu eres" (actor o al menos un burdo fingidor) para destruir mi "yo soy"

voy a necesitar terapia por tu culpa (je!)

Ernesto

MUA - Jime Lindi dijo...

abrazo k. Mejor en la playa el fin de semana???? Ya veremos.

MUA - Jime Lindi dijo...

Gabriel, me encantó pensar que todo en algún momento se puede volver un recurso y ya no una traba. Si...en esas ando. Voy al Yoga ahora a ver qué ondas. Bueno, respirar siempre es bueno. Gracias.

MUA - Jime Lindi dijo...

Peor, el yo soy no se destruye, se confunde. Se mezcla si, como dice el amigo Gabriel, no tenemos el centro de gravedad bien definido y en paz...
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaayyy...

gabriel dijo...

un buen shrink debería ayudar a encoger rollos (otherwise they are unshrinkable). el yoga sólo adormece al huevón interior temporalmente, que es cojudo y pendejo en partes indescifrables y le gusta ser mandoncito. además, no siempre se presenta como el loco calato, puede pasar por un fashion emergency de los cabritos de la tele (queer eye for the naked wacko), y presentarse como todo un señor. a mi modesto entender, la metódica y aburrida dominatrix Razón es la única que lo pone en vereda, para que joda poco, pero mucha gente cree que lo que no se siente no es real. a veces el pensamiento es mejor guía que el sentimiento, pero cada quien sabe qué le sirve más. Suerte.

natalia dijo...

Vive Jime!!! siente, sonrie, observa, quiere, respira, diviértete...mira el cielo, el mar, las estrellas..todo eso esta ahi para nosotros..o le sacamos el jugo o fue...al final la vida no s tan difícil y hay rollos que ni al caso........Besotes desde aki

MUA - Jime Lindi dijo...

En eso estoy preciosa, en eso estoy...

Sofia dijo...

Yo le decía a una amiga, pero yo soy así y tal, y ella me decía: nosotros creamos verdades o supuestas verdades sobre nosotros mismos, pero cuando tu entorno cambia y esas verdades ya no te sirven sino que te estorban, entonces dejan de ser
verdades.
Aquí yo no soy actriz- soy simplemente soy- pero puedo usar esa verdad que me acompañó durante mucho tiempo en mi vida para hacer de mi situación actual algo que no me sea extraño.
Ahora, esas verdades que tejemos sobre nosotros mismos o que se nos van tejiendo encima, a veces no nos permite ver o sentir otras cosas, entonces cual seria la solución, ser una esponja, pero cómo se podría andar sin algo definido sobre nosotros mismo o deberíamos tomarlo cómo algo transitorio? Es decir yo soy ahora así, después –eso- puede cambiar.
Creo que embrollé jajaj se entiende? Y ya no sé si tiene que ver con el post jajaja

Anónimo dijo...

Genial la precisión y concisión de los psicoanalistas: "Eres un yo perseguido por un "tú eres"".
Genial.
Por otro lado, suscribo tu "No me gusta nada que hagan afirmaciones sobre mí".
Las soporto con buen ánimo (he aprendido a...), pero depende mucho de quién las diga, y de qué modo.
Me encantan los "tú eres" de gente lúcida y amable.
Aunque después del "you are" siga algo no muy bonito o alguna de esas cosas que uno ya ha asumido y en las que no le gusta mucho reparar.
De todo, siempre me quedo con el gusto de andar con alguien lúcido y amable.
Chévere post.
P.D. Muchacha guapa, no me tome por pretencioso (ódieme por jodido si prefiere), pero "ti" no lleva tilde.
Como cantaría Sabina: No Sopor, No Sopor, No Sopor... leer algo tan bonito y bien escrito, con esa tildecitas de más esparcidas por allí.
Si las saca, tiene ud. un post redondito, perfectito.
Saludos.

J.

MUA - Jime Lindi dijo...

Gracias J. No se si lo corregiré pero gracias. Eso de tener un policía de la lengua metiéndose al blog es alegre e intimidante a la vez. Gracias por lo del post redondito. "Tal vez", "tal vez" lo corrija. Un saludo de la lengua española.

Anónimo dijo...

Ja.
Le cuento sobre el ti. Una vez, en un "examen" de ortografía (ya en la universidad) saqué 18 (oooooooh... horror...) porque le puse tilde a un TI. Entonces me hicieron copiar creo que 100 veces (o fácil fueron 1000, no recuerdo) ti, ti, ti..., obvio, corregido y recortado: sin tilde. Desde entonces no me quedan dudas sobre el asunto.
Y nada.
Eso.
Porque suscribo lo que escribió una bloguera muy lúcida, inteligente y analítica (que escribe posts que a veces bordean lo genial): "No me gusta nada que hagan afirmaciones sobre mí". Sobre todo con cosas que no soy. O por las que no me definiría. Y le comentaba estas cosas que vuelan tan al ras del suelo, también, por ese circulito que aparece a la derecha del blog: "eres lo que escribes/eres como escribes". Que cuando lo vi y lo leí (fue una de las primeras cosas que leí del blog), me resultó genial. Porque hay demasiada gente que escribe en internet como si estuviera enviando mensajes de texto.
Y nada. Policías del lenguaje: Martha Hildebrandt y M.A. Denegri, no por lo que saben, que me parece genial, sino porque andan enrostrándole a todo el mundo lo que no hacen bien.
Con afán de cagarlos en público.
Yo le comentaba el asunto TI para que su post (tan lindo, tan lúcido y sobre un tema al que anduve tanto tiempo dándole vueltas) no se presente en público exponiendo cosas tan chéveres y con una pequeña mancha en el traje (impecable, por demás).
Con 0% ánimo destructivo.
Pero ya.
Vuelvo al inicio.
Policía del lenguaje no soy.
Y no lo volveré a ser.
No con su blog Sra. Lindo.
Porque "No me gusta nada que hagan afirmaciones sobre mí".
Ando medio suceptible esta mañana.
Por eso tenía que decirlo.
Saludos.
Muchos.
Muchos.

MUA - Jime Lindi dijo...

Jelou J,
justo antes de leer esto estaba pensando en cuanto me ha gustado y me gusta aprender todos los días algo de alguien, de mi o de otra persona ("mi" tampoco llevará tilde entonces ¿no?). Intenté enseñarle algo a un amigo querido y me dijo "No intentes culturizarme". Me lo dijo medio en broma pero supongo que también medio en serio y ahí me vi a mi misma queriendo aprender todo de cuanta persona pudiera enseñarme algo. Recomiéndenme peliculas hermosas y libros lúcidos. Díganme que el tí es ti sin tilde y que el tal vez es separado (¿o era junto?)... Mierda! En fin, que policía del lenguaje o no, me cae bien y me encanta aprender. Y todo esto, es en serio. Un abrazo.

MUA - Jime Lindi dijo...

Ah, y por cierto, gracias por los bonitos comentarios sobre el post. Saludos terrícola!

Anónimo dijo...

No suelo responder ni comentar tanto. Pero en fin. Noto un ligero tono de sarcasmo (a nivel de forma, no de fondo) en su comentario (mi sarcasmómetro se activó. Ja. Seguro escribió el comentario con una media sonrisa y eso quedó registrado). Pero no importa. Porque, como le dije Sra. Lindo, el asunto es tan pequeño que no merece la pena. Ti: pequeño pronombre usado casi sin darnos cuenta, dos letras (qué poco), y tan chiquita la palabra, y nunca se empieza una oración con ella: qué poco vale la pena dedicarle tanta atención.
A lo que sí me gustaría dedicarle algo de atención es a lo último que dijo: lo de los libros y películas.
Sería buena voz que mencionara en un post los libros y pelas que más le han gustado en los últimos años. O los que más le gustaron de toda la vida. Los libros y dvds de los que no puede desprenderse (aunque no los relea ni vuelva a ver las cintas).
Eso sería chévere porque compartiría la información y sería como que un buen punto de partida para leer y ver cosas nuevas, y ayudaría a que la gente le comente libros y pelas buenas un poquito en función de lo que le interesa a usted.
Me parece buen tema para un post.
No sé.
Ya usted decida.
Es su blog.
Ja.

Saludos
(para tí).
Ja.

J.